MI BLOG MÁS QUERIDO, Y NECESARIO DEBATE (de niños, adultos-niños y sensibilidad para un mundo mejor)

viernes, 28 de junio de 2024

NO ES DEL CUERPO MI PADECIMIENTO…


“Para ti lo infinito
o nada; lo inmortal
o ésta muda tristeza
que no comprenderás...”

Dulce María Loynaz (1902 – 1997). Cuba
De “Eternidad”


ETERNIDAD

Quien a sí encadenare una alegría
malogrará la vida alada.
Pero quien la alegría besare en su aleteo
vive en el alba de la eternidad.

William Blake ((1757 – 1827). Inglaterra


Gálata moribundo (autor romano desconocido)

Ha de saber mi amada que los tumores que invaden todo mi organismo y amenazan gravemente mi vida no son enfermedad alguna del cuerpo, sino consecuencia del destierro al que me tiene sometido su corazón.

Mas no por ello piense que pediré consuelo y daré con mi rodilla en el mismo empedrado sobre el que descansan sus delicados pies, pues la providencia no ha determinado aún que su comportamiento merezca ser dispensado con tal vasallaje.

Y aunque yo, por complacerla, estuviera dispuesto a humillar mi alma y mi mano, haciéndole entrega de mi orgullo y dignidad, debo negarme a ello por pura justicia y mayor decoro, pues solo puedo compartir con vos lo que los dioses hicieron solo mío. Lo demás lo debo conservar con serena sabiduría.

En cambio le haré entrega de mi vida, pues poco vale sin la pureza del amor que pretendo, del que vos sois la única depositaria sin saberlo. Dejaré así que el misterio de mi vida descanse en la cándida luz de su mirada…

Allá donde mi tumba quedare florecerán amapolas y mariposas. Las primeras para recordarle que mi sangre siempre velará su aliento, y las segundas para que no olvide que mi alma libre y rebelde esperará hasta que su corazón exhale el néctar de un amor puro y noble, y se abrace al mío.

Pues está escrito que vos y yo seremos por siempre almas gemelas, en danza eterna de luz y amor. Nada podrá oponerse a este amable destino después de hacer acopio de tanta angustia en esta vida. El ingrato humus de hoy dará vida y vigor a la semilla de un mañana floreciente. De ello seremos testigos cuando ese mismo destino dicte sentencia y dé por finalizada la actual penitencia.

La espero, pues, más allá del tiempo… más allá de esta cárcel de carnes y huesos que fue construida para penar por los amores que no murieron, los que viven inmersos en el tiempo y son por siempre eternos.

Os dejo, mi bello amor, este doloroso presente y mi última exhalación. ¿Acaso podrá mi alma esperar de su mano algo de alivio y compasión?


“Bendito sea el año, el punto, el día,
la estación, el lugar, el mes, la hora
y el país, en el cual su encantadora
mirada encadenóse al alma mía”

Francesco Petrarca (1304 – 1374). Italia
De “Bendito sea el año, el punto, el día...”


Il trovatore
El trovador y la luna

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)



Max Richter - Imogen's Theme
(por MaxRichterMusic)




Tenebrae Choir - Versa est in luctum (Alfonso Lobo)
(por Tenebrae Choir)



VERSA EST IN LUCTUM…
Música: Alonso Lobo de Borja (1555 – 1617). España
Texto: La Biblia. Libro de Job, capítulos 3 : 31

Versa est in luctum cithara mea,
et organum meum in vocem flentium.
Parce mihi Domine,
nihil enim sunt dies mei.



EN LUTO SE CONVIERTE…

Mi cítara se convierte en luto
y mi órgano en llanto sonoro.
Ten compasión de mí, Señor,
pues nada son mis días.


(traducción libre de mi autoría)


viernes, 21 de junio de 2024

LO QUE NUNCA SABRÁS…


“Mas cuando amar ya no intente
porque mi cuerpo apagado
vuelva a la tierra absorbente:

todo será devorado,
pero no el amor ardiente
de mi polvo enamorado”

Elías Nandino (1900 – 1993). México
De “Amor sin muerte”


“…polvo serán, mas polvo enamorado”

Francisco de Quevedo (1580 - 1645). España
De “Polvo enamorado”


Foto de Vladislav Klapin en Unsplash
Nunca sabrás lo que ocurrió aquella tarde de frío invierno, ya anochecido, cuando coincidimos anónimos en la parada de un autobús que parecía que nunca quería llegar.

Yo ya estaba allí, aburrido de esperar, abrazado al interior de mi abrigo, rogándole que me caldeara un poco más. Movía mis pies sin desplazarme pues así parecía engañar a mi mente con la idea de que no tenía tanto frío.

Tú llegaste con el teléfono en la mala, discutiendo con quien supongo que debía ser tu pareja. Tan acalorada era tu discusión que apenas notabas el frío que se colaba en tu interior a través de una cazadora sin abrochar. Recuerdo lo bien abrigado que tenías el cuello con una bufanda de lana muy grueso, y el contraste con el inacabable escote que dejaba al descubierto el lateral de unos pechos que lucían maravillosos a los lados de una medalla.

Creo que entré en calor más rápidamente…

Pero eso duró un momento. Rápidamente me fijé en la sensualidad de tus labios, aunque apenas los podía atrapar con mi mirada por lo rápido que los movías al hablar.

Subí hasta tus ojos grandes y claros. Me pareció ver batirse las olas del mar en su interior. Y hasta creí advertir las mágicas chispas de una espuma rebelde que saltaba hacia el exterior y se derramaba sobre tus mejillas.

Foto de Joel Sileno en Unsplash
Fue entonces cuando te detuviste, abriste un silencio atronador, y tu mirada me atrapó en sus ojos. Tus labios se detuvieron y creí que su mudez me hablaba en un lenguaje que inexplicablemente podía entender. Me sentí atrapado en la hermosa intriga de tu preciosa cara, ruborizado y sin saber cómo reaccionar.

En ese justo momento abrió sus puertas el autobús que acababa de llegar y salté a su interior como si se me fuera a escapar la vida que aún me quedaba por vivir. Me volví y nos volvimos a mirar en silencio… Después de un momento, justo cuando iniciaba nuevamente su marcha, levantaste la mano que sostenía tu teléfono y me hiciste una señal pidiéndome que esperara. Mi corazón se aceleró hasta el punto de llegar a pensar que me iba a perforar el pecho.

Lo que nunca sabrás es que hui de allí porque me descubrí misteriosamente enamorado y necesitaba alejarme para evitar sentirme decepcionado y herido por lo que podía ocurrir.

Tampoco sabrás que ni siquiera el autobús que cogí era el que debía tomar. Poco tiempo después volví a esa parada de autobús a buscarte, loco de amor y miedo, pero ya no estabas allí. Regresé noche tras noche pero ya nunca más te volví a ver.

Tengo una carta pendiente de entregarte, junto a una flor, una mirada enamorada y un beso que espera su respuesta. Hay sentimientos que nunca pueden morir…

¿O algún día te volveré a encontrar…?


Il trovatore
El trovador y la luna

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)



Joshua Teicher & Phia - As The World Falls Down
(por Joshua Teicher – Tema)



lunes, 10 de junio de 2024

HAY UN LUGAR…


“Sí, besarte es soñar. Y acariciarte,
rozar, sorber el cielo más hermoso”

José Luis Cano (1912 – 1999). España
De “Besarte es soñar”

Foto de Eriks Abzinovs en Unsplash
Lo sabes…
Hay un lugar
donde nadie más que yo
te puede llevar…

Un lugar más allá
de lo posible e imposible,
que bordea sueños
y siembra primaveras.

Allí te espero
para susurrarte sin complejos
la fascinación que mi amor
puede componer en tus días
y alumbrar en tus noches…


Il trovatore
El trovador y la luna

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)



Owsey: One Minute Commissions
(por Owseymusic)



domingo, 2 de junio de 2024

ACOGERTE…


“¡…yo te abriré con mis brazos
un paréntesis de amor!”

Julio Herrera y Reissig (1875 – 1910). Uruguay
De “Desolación absurda”


HEMBRA

Hembra que entre mis muslos callabas
de todos los favores que pude prometerte,
te debo la locura.

Leopoldo María Panero (1948 - 2014). España


Foto de Dmytro Tolokonov en Unsplash
Acogerte entre mis brazos,
como si fueras el retoño
ansiado de mi última
y eterna primavera.

Unirte a mi pecho
y encadenarte a mi amor
como si no hubiera
más ternura en el mundo
para tu corazón…

Amarte y amarte,
para declararte universo
en la intimidad
de mis emociones
y de mis versos.

Recibirte desde la desnudez
de lo que en mí aún nace…
Recibirte desde lo profundo
que en mí ya perece…

Y compartir contigo
cuerpo y alma,
todo lo que en mí… es vida,
desde lo más sutil y finito
a lo más eterno y perenne.


Il trovatore
El trovador y la luna

© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
(original autentificado)



Spheria - Moon Serenade
(por AutumnFeels)



MANOS (AMAR Y AMAR Y AMAR…)

"...Mis ojos buscan tus pupilas hondas, mis manos la caricia de tus dedos..." Laura Victoria (Gertrudis Peñuela, 1904 – 2004). Co...